El proceso de aceptación

El proceso de aceptación, aceptar la realidad tal y como es, es importante para nuestro bienestar psicológico y emocional.

Muchas veces no aceptamos lo que nos ocurre, lo que ES, y buscamos la forma de modificar los acontecimientos externos para que se adapten a lo que deseamos. Que el mundo se acomode a nuestras expectativas, que todo sea como queremos que sea. Pero eso es resistirnos.

La única manera de gestionar el dolor es situándonos en él y dejando que este fluya.

En un primer momento nuestro presente puede ser de resistirnos y negar el dolor, pero si dejamos que fluya, nuestro presente nos irá permitiendo, poco a poco, realizar el proceso necesario de elaboración del duelo, de aceptación…

El sufrimiento está ligado a las expectativas poco realistas sobre el mundo y a nuestra lucha por controlarlo. De esta manera nos resistimos, negamos nuestro presente anclándonos en el pasado: “ya nada es igual”, “quisiera que todo fuera como antes”, “no puedo vivir sin ella/él”, (no) tenía que haber… o anticipando cómo será nuestro futuro: “nunca seré feliz porque…”, “no volveré a encontrar a nadie cómo ella/él” …

De este modo estamos convirtiendo nuestro presente en un pasado que ya fue o en un futuro que todavía no ha llegado. Sobre el pasado o futuro no tenemos ningún control, pero sí sobre nuestro presente.

Al hablar de aceptación, es importante tener presente lo siguiente.

  • ACEPTACIÓN no es lo mismo que conformarse o resignarse.

La aceptación es un proceso activo, la resignación es una rendición pasiva.

  • ACEPTANDO el problema se cierra, y no seguimos dándole vueltas y vueltas, pudiéndonos permitir experimentar otras emociones.

Al resignarnos sólo dejamos espacio para lamentarnos (victimismo) o irritarnos.

  • ACEPTANDO estamos en el presente, en LO QUE ES-LO QUE SOMOS, y recuperamos el control de nuestras vidas.

En la resignación nos anclamos en el pasado o en los “Y si (no) fuera…”, “Tendría que ser …” y sentimos que no controlamos nuestra vida. Ponte a pensar, ¿por qué NECESARIAMENTE tengo que ser “…”  Quizás estés haciéndolo desde una idea determinada impuesta desde la sociedad de lo que se supone “debes” de ser/cómo debes ser.

Aceptar las diferentes situaciones a las que nos vamos enfrentando en la vida, por dolorosas que sean, es necesario para nuestro bienestar psicológico y emocional, pero no es un proceso fácil.

¿Qué dificulta la aceptación?

  • Evitar conectar con el dolor.

Muchas veces es necesario elaborar un duelo para poder aceptar la situación en la que estamos: una enfermedad, la ruptura de una pareja, la muerte de un ser querido… Son situaciones dolorosas, pero que hemos de aceptar para poder avanzar.

Para lograrlo es necesario conectar con el dolor que nos supone esa pérdida, y muchas veces evitamos, no queremos enfrentarnos a ese dolor y nos resistimos. Lógicamente, cuánto más dolorosa la situación, más difícil será el proceso de aceptación.

  • No tener un propósito vital.

No saber encontrar un sentido a nuestra vida dificultará el proceso de aceptación. Si el sentido a mi vida por ejemplo se lo daba mi pareja, si hay una ruptura o fallecimiento, será más difícil su aceptación. Es necesario dar (encontrar) un sentido a nuestra vida que nos de fuerza, ilusión y motive.

  • Querer controlar aquello sobre lo que no tenemos control.

Es necesario asumir que hay cosas que escapan a nuestro control, aunque muchas veces tratamos de controlar lo incontrolable: “las cosas tendrían que ser de otra manera”

  • Pensar que implica aprobación o no hacer nada.

Aceptar la realidad que está ocurriendo no significa que la aprobemos ni que no podamos hacer nada. Eso sí, únicamente deberemos centrarnos en aquello que sí esté bajo nuestro control.

Centra tu energía en vivir la vida tal y como es, con sus pros y sus contras.

 

Si quieres recibir más información sobre cómo gestionar un proceso de acepatción ponte en contacto a través del mail psicologa@monicatimon.com o pidiendo cita y en breve recibirás una respuesta.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.