Confinamiento y Covid-19- Autocuidado: tiempo para MÍ

Como señalé, es muy importante el autocuidado: seguir rutinas, el cuidado de la dieta y de las horas de sueño, realizar actividad física en casa (ejercicios de actividad física, bailar...) y tener tiempo PARA TI.
Sin embargo, a veces nos podemos ver saturada(o)s y pensar que aún en estos momentos de confinamiento la vida no nos da para más: de la conexión a la hiperconexión, de la información a la sobreinformación, la gestión, si se tienen, del cuidado de lo/as niño/as (tareas escolares, jugar, poner límites y conflictos), la comunicación con quien convivas-si no estás confinada(o) sola(o)-, teletrabajo, rutinas de ejercicio físico, etc. etc. que puede hacernos sentir que no tenemos el control sobre nuestro tiempo y generarnos estrés.
Si bien es cierto que no podemos tener control sobre lo que nos pasa, en este caso el confinamiento, si podemos siempre SENTIR QUE TENEMOS EL CONTROL.
Piensa en tener un tiempo PARA TI, para estar contigo misma(o) a solas, sin redes, sin conectarte, sin información, sin nadie… para desconectar, relajarte o hacer algo que te apetezca y te haga sentir bien. Si te viene a la mente NO PUEDO, estás dejando que la situación te controle, estás perdiendo el control.
Sentir que tenemos el control es elegir qué hacemos en esa situación. Pregúntate ¿qué puedo hacer? Si lo has intentado y no lo has conseguido, pregúntate ¿qué otra cosa más o diferente puedo hacer? Si pensamos que no podemos hacer nada, nos rendiremos y tendremos un sentimiento de impotencia. Sin embargo, SIEMPRE podemos hacer alguna cosa, y es cierto que quizá no lo que queremos (pintar, por ejemplo) o como queremos (en un espacio propio, durante 1h), pero sí podemos ACEPTAR eso y buscar un tiempo para nosotra(o)s de forma diferente (sé flexible y creativa(o).
Si piensas que no puedes, pregúntate ¿por qué? Y a continuación ¿por qué ELIJO “la respuesta a la pregunta anterior” ?, te ayudará a saber qué pasa. Y seguramente tendrá que ver con:

- no saber gestionar la ansiedad y no poder evitar sobreinformarte, hiperconectarte.
- no tener suficiente asertividad como para conocer y comunicar lo que quieres, no saber “decir no”.
- dificultad en poner límites o en tolerar la frustración o conflictos que puede conllevar.
- no saber organizarte, establecer rutinas o prioridades. No saber evitar las distracciones (mensajes correo, whatshapp…)
- ser inflexible, y no flexibilizar. No aceptar la frustración en algunos momentos, y verla además como un no puedo global y para siempre.
- miedos. Es importante saber concretar a qué.
- tener otras prioridades. Si reconocemos que tenemos en ese momento otra prioridad que nosotra(o)s ELEGIMOS, disminuirá la culpa y el malestar.

Y entonces, ¿qué puedes hacer? Pues: aprender a gestionar la ansiedad, a ser más asertiva(o), a poner límites, a gestionar la inflexibilidad y frustración, a enfrentar tus miedos… etc.
Sí, no es fácil, pero al menos no te dirás NO PUEDO, sino PUEDO SI antes "…"

Dada la situación de cuarentena y emergencia sanitaria desde este mail psicologa.monicatimon@gmail.com os ofrezco consulta gratuita para solucionar dudas, consultas o ante procesos de ansiedad, malestar o conflictos relacionales.

Comentarios

  1. La verdad que acabo de encontrar este "blog" y de lo poco que he leído me ha ayudado un montón, sobre todo en el tema de confinamiento y el auto-perdón, muchas gracias por publicarlo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario