La importancia del por qué y el para qué del cambio

Imagen
Como señalé en mi anterior post https://www.monicatimon.com/2019/01/la-gestion-del-cambio-personal.html, una vez llegados al qué quiero cambiar, hemos de seguir haciéndonos una serie de preguntas antes de pasar a la acción.

Preguntémonos “¿por qué quiero el cambio?” Es importante tener en cuenta responder a la pregunta ¿por qué lo quiero? ¿Por qué quiero cambiar? El cambio es un proceso, un camino, que implica trabajo y esfuerzo, ¡no ocurre de la noche a la mañana, ni viene caído del cielo!, y para ello tenemos que estar realmente motivado(a)s. Por eso es importante tomar conciencia de ¿por qué quiero el cambio? El cambio ha de venir de una necesidad propia, no porque alguien nos lo pide o creemos que es lo que hemos de hacer porque otras personas lo hacen. Si la motivación viene de fuera, ya sea porque me siento obligado(a) o me presionan a hacerlo, o bien, porque es lo que veo que hace todo el mundo, difícilmente será una motivación adecuada para continuar el camino.
También es necesa…

Combatir los pensamientos negativos

En una anterior post os hablé de los pensamientos negativos, de esas creencias interiorizadas que hacen que tengamos una forma de vernos que no facilita una autoestima sana. Ahora os facilitaré un post donde explicaba cómo combatir esos pensamientos, pero alerta. Es importante tener en cuenta algunas cosas.

 1. Aprender a combatir los pensamientos negativos requiere esfuerzo y perseverancia. Únicamente llegaremos a interiorizar pensamientos que se contrapongan a esas creencias irracionales si somos constantes para acabar creyendo en ellos. Al principio sencillamente lo haremos de forma automatizada, como un robot; será con la perseverancia y el tiempo como lograremos interiorizar de verdad esos pensamientos alternativos.

2. No se trata de no tener pensamientos negativos; son automáticos, y todo el mundo tiene ese tipo de pensamientos ante determinadas situaciones. El problema viene cuando es la forma habitual de pensar o cuando ante cierta situación negativa son recurrentes y nos encierra en un bucle de malestar y negatividad. Es entonces cuando hemos de tener muy presente cambiar esa forma de ver la realidad, combatir ciertos pensamientos y creencias.

3. NO será útil en el mismo momento en que estemos con emociones intensas, ya sea de tristeza, ansiedad o rabia. En ese momento lo ideal es la ACCIÓN. Hacer algo que mitigue ese sentimiento (la relación entre pensamiento, sentimiento y acción es muy importante; ya la explicaré). Es después cuando podremos trabajar con los pensamientos negativos e irracionales que nos están viniendo  a la mente.

4. En el momento en que estamos sintiendo que nosotros no podemos controlar los pensamientos que nos vienen a la mente, hay que aceptarlos como nos vengan. Esto es muy importante, sobre todo para las personas con TOC (trastorno obsesivo compulsivo). No podemos controlar esos pensamientos y cuanto más intentemos controlar los pensamientos, más nos controlarán ellos. Lo que sí podemos controlar es la respuesta que tenemos ante los pensamientos. Y esa respuesta debe ser de una absoluta indiferencia. Los pensamientos no hay que intentar pararlos ni detenerlos (porque no podemos, eso es imposible) y tampoco hay que analizarlos. Cuando nos venga un pensamiento negativo a la mente, hay que dejarlo que venga, no hacer ningún esfuerzo por pararlo y/o evitarlo. No hay que darle absolutamente ninguna importancia, ignorarlo, y no analizarlo. Al cabo de un tiempo, ese pensamiento se irá.  Será entonces cuando podremos trabajar para convencernos de que esos pensamientos y preocupaciones son irracionales y no tienen ninguna base real.

Ahora sí, teniendo MUY EN CUENTA lo anterior, puedes leer este link

Comentarios

Entradas populares de este blog

El estilo atribucional

Pensamientos, Sentimientos y Acción

El auto-perdón