Entradas

Mostrando entradas de enero, 2014

La importancia del por qué y el para qué del cambio

Imagen
Como señalé en mi anterior post https://www.monicatimon.com/2019/01/la-gestion-del-cambio-personal.html, una vez llegados al qué quiero cambiar, hemos de seguir haciéndonos una serie de preguntas antes de pasar a la acción.

Preguntémonos “¿por qué quiero el cambio?” Es importante tener en cuenta responder a la pregunta ¿por qué lo quiero? ¿Por qué quiero cambiar? El cambio es un proceso, un camino, que implica trabajo y esfuerzo, ¡no ocurre de la noche a la mañana, ni viene caído del cielo!, y para ello tenemos que estar realmente motivado(a)s. Por eso es importante tomar conciencia de ¿por qué quiero el cambio? El cambio ha de venir de una necesidad propia, no porque alguien nos lo pide o creemos que es lo que hemos de hacer porque otras personas lo hacen. Si la motivación viene de fuera, ya sea porque me siento obligado(a) o me presionan a hacerlo, o bien, porque es lo que veo que hace todo el mundo, difícilmente será una motivación adecuada para continuar el camino.
También es necesa…

Algunas Soluciones Intentadas Redundantes que fracasan

Imagen
Como señalé en el post http://www.monicatimon.com/2013/11/las-soluciones-intentadas-redundantes.htmlmuchas veces el mantenimiento de una situación que nos genera malestar viene de la repetición continuada de una estrategia de solución que ha resultado un fracaso. La táctica utilizada nos parece lógica, correcta, “de sentido común”, pero… no logra su objetivo. He aquí algunos ejemplos de enfoques que, aunque ocasionalmente pueden ser eficaces, tienden a fracasar.
1. El sermón no solicitado
-Sermones y consejos, sobre todo cuando son “por tu propio bien”. -Reproches y recriminaciones. -Alentar  “¿Por qué no tratas de…?” -Apelación a la lógica o sentido común. -Rogar, suplicar. -El enfoque silencioso y sufrido de “mira con cuánta paciencia no te digo nada”.
2Adoptar una postura de superioridad moral
Se adopta una postura de superioridad, de indignación justa, de ultraje moral, de lógica inquebrantable. Por ejemplo.                - “Si realmente me quisieras...”                - “¿Por qué no comp…