Entradas

Mostrando entradas de junio, 2013

La Gestión del cambio personal

Imagen
El cambio está siempre presente en nuestras vidas, ya sea por alguna circunstancia concreta que modifique la situación en que nos encontramos (etapa vital, enfermedad, boda, trabajo, despido, ruptura de pareja, descendencia…), o bien, porque queremos mejorar la relación con nosotro(a)s mismo(a)s y/o con los demás. El cambio es intrínseco al crecimiento personal, y necesario en ciertas ocasiones, como cuando nos sentimos perdido(a)s, atascado(a)s o con un sentimiento de malestar con relación a nosotros(a)s o a nuestra vida.
Pero no siempre es fácil saber gestionarlo ¿Qué implica el cambio personal? Lo primero que hemos de saber es que es una decisión consciente y voluntaria de mejora, de superación personal.
¿Y en qué consiste? En el cambio de pautas emocionales, del modo en que pensamos sobre nosotro(a)s mismo(a)s, los demás y el mundo, y en la transformación de determinados hábitos de conducta. Es cierto que la necesidad de cambio a veces viene impuesta por una situación que podemos con…

Automotivación

Imagen
Nos centraremos ahora en otro componente de la Inteligencia Emocional (Goleman, 1995), la Automotivación. ¿Qué es la motivación? Primero vamos a la definición etimológica: la palabra motivación proviene del latín motivus (movimiento) y el sufijo –ción (acción y afecto). Según esto, la motivación es la causa de una acción. Como señala Rafel Bisquerra, motivación proviene de la raíz latina movere (mover); igual que emoción (de ex-movere, mover hacia fuera). La puerta de la motivación hay que buscarla a través de la emoción. Una emoción tiende a impulsar hacia una acción. Por eso, emoción y motivación están íntimamente interrelacionadas. A través de esta vía se puede llegar a la automotivación, que se sitúa en el extremo opuesto del aburrimiento, y que abre un camino hacia la actividad por propia voluntad y autonomía personal. En definitiva, motivación es: la voluntad para hacer un esfuerzo dirigido a alcanzar unas metas, condicionado por la capacidad del esfuerzo para satisfacer alguna nec…

Pautas para la autorregulación emocional

Imagen
La autorregulación favorece el control de los impulsos y el manejo de las emociones intensas, la gestión del estrés, la tolerancia a la frustración, la capacidad para diferir recompensas inmediatas a favor de otras a más largo plazo pero de orden superior, perseverar en el logro de los objetivos… Como señalaba en el anterior post, hemos de saber dirigir nuestras emociones en lugar de que estas nos dirijan
El autocontrol emocional no es lo mismo que el exceso de control, es decir, la extinción de todo sentimiento espontáneo que, como ya he señalado, supone un coste físico y mental. Por el contrario, la competencia emocional implica que tenemos la posibilidad de elegir cómo expresar nuestros sentimientos, ajustando lo que sucede entre el estímulo y la respuesta; que ésta sea adecuada y proporcionada al estímulo. La autorregulación incluye el control de la impulsividad (ira, violencia) y la tolerancia a la frustración para evitar estados emocionales negativos (estrés, ansiedad, depresió…