Entradas

Mostrando entradas de abril, 2013

La Gestión del cambio personal

Imagen
El cambio está siempre presente en nuestras vidas, ya sea por alguna circunstancia concreta que modifique la situación en que nos encontramos (etapa vital, enfermedad, boda, trabajo, despido, ruptura de pareja, descendencia…), o bien, porque queremos mejorar la relación con nosotro(a)s mismo(a)s y/o con los demás. El cambio es intrínseco al crecimiento personal, y necesario en ciertas ocasiones, como cuando nos sentimos perdido(a)s, atascado(a)s o con un sentimiento de malestar con relación a nosotros(a)s o a nuestra vida.
Pero no siempre es fácil saber gestionarlo ¿Qué implica el cambio personal? Lo primero que hemos de saber es que es una decisión consciente y voluntaria de mejora, de superación personal.
¿Y en qué consiste? En el cambio de pautas emocionales, del modo en que pensamos sobre nosotro(a)s mismo(a)s, los demás y el mundo, y en la transformación de determinados hábitos de conducta. Es cierto que la necesidad de cambio a veces viene impuesta por una situación que podemos con…

Los sentimientos y las emociones SON

Imagen
Antes que nada, una pequeña reflexión. Contestad a esta pregunta. ¿Pensáis que hay emociones o sentimientos negativos y emociones o sentimientos positivos?...
La verdad es que NO considero que haya sentimientos negativos o sentimientos positivos; hay sentimientos que nos generan malestar y sentimientos que nos generan bienestar, pero los sentimientos y emociones, sencillamente, SON, están ahí.  Los sentimientos, incluso aquellos que nos generan malestar, pueden ser adaptativos, nos señalan que algo está pasando. De este modo el sentimiento de tristeza nos facilita reconocer una pérdida y nos permitirá poder llevar a cabo estrategias para elaborar correctamente ese duelo. Es fundamental tener presente que cualquier emoción que tengamos es legítima, es lo que sentimos en ese momento, y en absoluto hemos de avergonzarnos sea lo que sea lo que estemos sintiendo. Es cierto que la sociedad en la que vivimos negativiza y dificulta la expresión de los sentimientos: llorar es de débiles o al…

Pensamientos, Sentimientos y Acción

Imagen
En la entrada sobre Razón y Emoción señalamos la interrelación entre emoción y razón. También es importante recordar la diferencia entre emoción y sentimiento. Cuando tomamos conciencia de las sensaciones (cambios) de nuestro cuerpo al recibir un estímulo (recibimos la noticia de que nos ha tocado la lotería; nos enteramos de que no hemos pasado la selección de personal de una oferta de trabajo,…), podemos hablar de sentimiento. Es decir, en el momento en que notamos que nuestro organismo sufre una alteración (un nudo en el estómago,…) y somos conscientes de ello, etiquetamos lo que estamos sintiendo (la emoción) con un nombre específico. En el primer ejemplo anterior tendríamos un sentimiento de sorpresa, placer, alegría, satisfacción, mientras en el segundo caso lo tendríamos de tristeza, decepción… Lo importante es que los sentimientos pueden persistir en ausencia de estímulos externos, cuando son generados y mantenidos por nosotros mismos. Veamos como un mecanismo importante a tener…