¿Qué necesitamos? ¿Qué necesidades buscamos cubrir? ...

Imagen
Todas las personas, sin excepción, necesitamos seguridad, sentir que pertenecemos a un grupo (ya sea la familia, amistades…), afecto, reconocimiento y trascendencia (autorrealización).
Lo que nos diferencia a unas personas de otras es cómo buscamos cubrir esas necesidades. Además, también es diferente qué necesidad o necesidades están movilizando nuestra forma de afrontar la vida y de relacionarnos. Por ejemplo, una persona quiere cubrir la necesidad de afecto a través de la búsqueda del amor y una constante exigencia de que se le demuestre amor. Otra persona quiere cubrir la necesidad de reconocimiento a través del sentido del deber (“lo que se supone o le han dicho debe ser/hacer” o de afirmarse a través de la aprobación de otros (padre, éxito social…).  El problema no es en sí buscar afecto y reconocimiento de los otros, sino cuando queremos cubrir esas necesidades desde un sentimiento de carencia y buscamos FUERA lo que tendríamos que encontrar en nuestro interior. Es decir, buscar e…

¿Quién soy?

¿Quién soy yo?... ¿quiénes somos?... es una pregunta que seguramente nos hemos hecho muchas veces. Pero, ¿quién eres?, ¿quiénes somos?. La respuesta a esta pregunta no es fácil ni evidente. Muchas veces confundimos, y pensamos más en LO QUE HACEMOS (nuestra profesión: "soy abogada", nuestras aficiones, hobbies o aquello en lo que invertimos tiempo porque se nos da bien: "soy tenista", "me encanta cocinar"...) o en LO QUE TENEMOS (dinero, pareja, hijo/as, éxito...) que en lo que realmente SOMOS. Aunque estos aspectos son importantes, hemos de obviar el "tengo" y el "hago" para llegar a la esencia de lo que "SOY".  Si únicamente nos centramos en aquello que tenemos o no tenemos, en aquellas experiencias que acumulamos mediante lo que hacemos, dejamos de lado lo más auténtico de nuestra identidad, de nuestro SER.
Como dice Moussa Ag Assarig, escritor y periodista Tuareg, allí nadie sueña con llegar a ser, porque YA ES. Independientemente de lo que tengamos y hagamos, SOMOS, y llegar a conocer ese SER es toda una aventura, un viaje hacia nuestro interior. Da vértigo, ¿verdad?.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El estilo atribucional

Superar la dependencia emocional: vencer el síndrome de abstinencia

Motivación, interés y entusiasmo