Entradas

Covid-19- Estar en el PRESENTE- más allá del mindfulness

Imagen
Muchas veces las personas me preguntan, sí, estar en el presente, en el AQUí y AHORA, pero ¿cómo?
1. Lo primero es ACEPTAR QUE NUESTRA REALIDAD ha cambiado: tener que estar en casa, o tener que salir a trabajar porque eres esencial y el miedo que te supone estar en primera línea, que se haya paralizado tu actividad profesional… Nuestra realidad ahora es la que ES, y la hemos de aceptar. Vigila tú diálogo interno, aquellos pensamientos que no te están ayudando a aceptar la realidad y estar en el presente: “si no existiese el virus”, “los niños tendrían que estar en la escuela, es muy malo para ellos”, “no seré capaz de salir profesionalmente adelante cuando esto acabe, es mi ruina” Acepta tus emociones, tus momentos de bajón, rabia y frustración. Piensa en lo que vas a hacer con esas emociones para que impacte lo menos posible en tu entorno familiar/social y a ti misma(o).
2. Pon el FOCO EN SOLUCIONES, no en los problemas. Céntrate en aquello que dependa de ti, en avanzar. Piensa en có…

Cuarentena y Covid-19- Autocuidado: tiempo para MÍ

Imagen
Como señalé, es muy importante el autocuidado: seguir rutinas, el cuidado de la dieta y de las horas de sueño, realizar actividad física en casa (ejercicios de actividad física, bailar...) y tener tiempo PARA TI. Sin embargo, a veces nos podemos ver saturada(o)s y pensar que aún en estos momentos de confinamiento la vida no nos da para más: de la conexión a la hiperconexión, de la información a la sobreinformación, la gestión, si se tienen, del cuidado de lo/as niño/as (tareas escolares, jugar, poner límites y conflictos), la comunicación con quien convivas-si no estás confinada(o) sola(o)-, teletrabajo, rutinas de ejercicio físico, etc. etc. que puede hacernos sentir que no tenemos el control sobre nuestro tiempo y generarnos estrés. Si bien es cierto que no podemos tener control sobre lo que nos pasa, en este caso el confinamiento, si podemos siempre SENTIR QUE TENEMOS EL CONTROL. Piensa en tener un tiempo PARA TI, para estar contigo misma(o) a solas, sin redes, sin conectarte, sin inf…

Pequeñas pautas para gestionar crisis II-Cuarentena y Covid-19

Imagen
Como señalé, lo primero, aceptar que va a haber un cambio, ser consciente y, a la vez, permitirte sentir la rabia, tristeza o ansiedad que te genera, pero cuidando de no permanecer en ellos. Para ello es importante:
-CUIDAR TU DIÁLOGO: tus pensamientos, lo que te dices. Intenta distraerte para no estar dándole vueltas siempre al tema del Covid19.
Quizás en estos momentos lo difícil es controlar los pensamientos catastrofistas, no SOBREinformarte o estar pensando en el futuro económico (y verlo negro). Este tipo de pensamientos lo único que generan es ansiedad. El miedo (la otra cara de la ansiedad) en sí mismo no es malo, y nos hace estar alerta para sobrevivir. Es bueno informarse (de forma veraz y saber dónde hacerlo para no caer en las fake news), conocer que hay que tomar una serie de medidas de prevención, e incluso ser consciente de que la realidad económica que viene puede muy negativa para ir pensando en posibles medidas.
Lo malo es cuando el miedo, y la ansiedad que genera, nos…

Pequeñas pautas para gestionar crisis-Cuarentena y Covid-19

Imagen
Son momentos difíciles y complicados, y es cierto que ante una crisis nuestra realidad se tambalea. Sin embargo, también es cierto que cada crisis conlleva una oportunidad, aunque no siempre es fácil verla. ¿Qué podemos hacer?

Lo primero, aceptar que va a haber un cambio, ser consciente y, a la vez, permitirte sentir la rabia, tristeza o ansiedad que te genera, pero cuidando de no permanecer en ellos. Para ello es importante:

-Cuidar tu diálogo interno: tus pensamientos, lo que te dices. Intenta distraerte para no estar dándole vueltas siempre al tema del Covid19. Escucha música, aprovecha para ordenar la casa o dedicarte a una afición que puedas practicar en casa…


-Gestionar tu ansiedad, evitando el exceso de información y usando técnicas de relajación. Si no tienes noción de yoga, respiración diafragmática u otras técnicas de relajación, a veces pararte y centrarte en la respiración para hacerla más lenta y profunda puede servir.

-El autocuidado. Es importante seguir rutinas, el cuidado…

Combatiendo las distorsiones cognitivas I

Imagen
¿Te has encontrado diciéndote? “No tendría que haber cometido este error, debería haberme dado cuenta; me siento un inútil, seguro que (…) pensará que no valgo para nada” ¿Cuántas distorsiones cognitivas detectáis? Imperativos categóricos (exigencias rígidas e inflexibles): debería, tendría. Inferencia arbitraria (lectura pensamiento): “seguro que pensará”. Razonamiento emocional: “me siento (soy) un”. Polarización y etiquetación global: “(soy) un inútil”. Sobregeneralización: “no valgo para nada”
¡Todo esto en una simple frase! Una bomba de relojería para nuestra autoestima. Hacer frente a este tipo de pensamientos basados en distorsiones cognitivas es imprescindible. Son pensamientos automáticos y aprendidos, y es necesario rebatir, cuestionar, poner a prueba y desmontar este tipo de pensamientos negativos. Unos ejemplos. 1- NOgeneralizara partir de las experiencias negativas que podamos tener en ciertos ámbitos de nuestra vida. Debemos aceptar que podemos haber tenido fallos en ciertos …

La autoestima y las autoexigencias inflexibles

Imagen
Para mejorar nuestra autoestima el primer paso es tomar conciencia de los pensamientos y creencias que tenemos sobre nosotra(o)s misma(o)s. Un buen ejercicio es identificar aquellas situaciones que nos han hecho sentir que nos “desinflábamos”; situaciones que al hacernos sentir “personas no válidas” nos superan o desbordan.
Debería ser lista(o), resolutiva(o), rápida(o) mentalmente”, “tendría que conseguir agradar a todo el mundo, ser buena persona”, “debería ser más delgada(o), fibrada(o)”, “Tendría que haberlo visto venir, ser capaz de…” etc., etc.
¿Alguna vez te han pasado por la mente pensamientos de este tipo? Desgraciadamente, es frecuente en un mundo donde predomina lo competitivo y hemos interiorizado muchas exigencias, en realidad autoexigencias inflexibles (“debería, tendría)” y muchas veces imposibles (“agradar a todo el mundo”).
Este tipo de pensamientos son lo que se llaman CREENCIAS LIMITANTES, y no nos ayudan a construir una visión de nosotra(o)s misma(o)s que fomente un…

Estrategias para aumentar la autoestima

Imagen
A veces me preguntan por estrategias para aumentar la autoestima.
Es difícil, porque detrás de una baja autoestima puede haber muchos y diferentes factores. Además, no es un camino que se haga de un día para otro, ¡no os creáis aquello de “cómo mejorar la autoestima en cinco días (o pasos)” !, y requiere esfuerzo y perseverancia. Esto último son aspectos que a veces se olvidan, haciendo que nos quedemos a medio camino, al abandonar.
Sin embargo, si tengo que responder en pocas palabras: hemos de cuestionar aquellas creencias limitantes que tenemos sobre nosotra(o)s y estar alerta para dar valor a aquellas experiencias de la vida que van a posibilitar una mirada positiva sobre nosotra(o)s.
¿Qué quiero decir con esto? En algún momento he señalado que construimos la (nuestra) realidad a través de nuestras creencias y pensamientos. Pueden habernos despedido del trabajo, puede habernos dejado nuestra pareja, pero cómo construimos (vivimos, sentimos, pensamos) esa situación, es diferente par…

Resistencias al cambio personal

Imagen
¿Qué bloquea el cambio?

Una vez que sabemos el qué, para qué y por qué queremos el cambio, además de haber pensado en el cómo, hay varios factores que bloquean que nos pongamos en marcha y lo hagamos efectivo. El cambio personal no es fácil, y muchas veces hemos de vencer ciertas resistencias que nos impiden llevarlo a cabo.



Por una parte, podemos tener resistencia al cambio en sí mismo. No ver la necesidad del cambio. En este cambio negamos la necesidad el cambio. Pero ¿a qué coste? ¿a qué renuncias? No responsabilizarnos de los problemas y culpar al otro. Una actitud victimista, sin responsabilizarnos de nuestra vida, no facilita la predisposición hacia el cambio (“que cambie el “otro”)Esperar que las cosas cambien solas. Siento decir que eso nunca ocurre. Hemos de responsabilizarnos de forma ACTIVA del cambio. Buscar excusas: no es fácil, se necesita dinero…; en el fondo, no considerarlo una prioridad. El hábito; pensamientos, comportamientos, que han arraigado en nosotra(o)s a lo lar…

Cómo efectuar el cambio personal

Imagen
Antes de efectuar un cambio, como ya señalé en mis anteriores post, hemos de hacernos una serie de preguntas: ¿dónde estoy?, ¿qué es lo que quiero cambiar?, ¿por qué quiero el cambio?, ¿para qué lo quiero? 
Hay unas fases previas que quizá no nos hemos planteado antes de pensar en el “cómo” y pasar a la acción; o bien no nos hemos hecho las preguntas, o no hemos sabido responderlas de forma adecuada. El habernos saltado esta fase previa nos permite entender por qué a veces fracasamos al realizar o proponernos un cambio. Realizado ese proceso, entonces sí, ahora nos podemos preguntar ¿cómo efectúo el cambio?

Lo primero es preguntarse ¿qué necesito para efectuar el cambio? Necesito formación, necesito crear nuevos hábitos, mejorar ciertas habilidades… Hay que prepararse, PLANIFICAR.

Hay que pensar en qué es aquello que puede ayudarme en el cambio, tanto a nivel interno como externo. Por ejemplo, a nivel interno: soy una persona perseverante, con voluntad y que ya tengo alguna de las habili…

La importancia del por qué y el para qué del cambio

Imagen
Como señalé en mi anterior post https://www.monicatimon.com/2019/01/la-gestion-del-cambio-personal.html, una vez llegados al qué quiero cambiar, hemos de seguir haciéndonos una serie de preguntas antes de pasar a la acción.

Preguntémonos “¿por qué quiero el cambio?” Es importante tener en cuenta responder a la pregunta ¿por qué lo quiero? ¿Por qué quiero cambiar? El cambio es un proceso, un camino, que implica trabajo y esfuerzo, ¡no ocurre de la noche a la mañana, ni viene caído del cielo!, y para ello tenemos que estar realmente motivado(a)s. Por eso es importante tomar conciencia de ¿por qué quiero el cambio? El cambio ha de venir de una necesidad propia, no porque alguien nos lo pide o creemos que es lo que hemos de hacer porque otras personas lo hacen. Si la motivación viene de fuera, ya sea porque me siento obligado(a) o me presionan a hacerlo, o bien, porque es lo que veo que hace todo el mundo, difícilmente será una motivación adecuada para continuar el camino.
También es necesa…

La Gestión del cambio personal

Imagen
El cambio está siempre presente en nuestras vidas, ya sea por alguna circunstancia concreta que modifique la situación en que nos encontramos (etapa vital, enfermedad, boda, trabajo, despido, ruptura de pareja, descendencia…), o bien, porque queremos mejorar la relación con nosotro(a)s mismo(a)s y/o con los demás. El cambio es intrínseco al crecimiento personal, y necesario en ciertas ocasiones, como cuando nos sentimos perdido(a)s, atascado(a)s o con un sentimiento de malestar con relación a nosotros(a)s o a nuestra vida.
Pero no siempre es fácil saber gestionarlo ¿Qué implica el cambio personal? Lo primero que hemos de saber es que es una decisión consciente y voluntaria de mejora, de superación personal.
¿Y en qué consiste? En el cambio de pautas emocionales, del modo en que pensamos sobre nosotro(a)s mismo(a)s, los demás y el mundo, y en la transformación de determinados hábitos de conducta. Es cierto que la necesidad de cambio a veces viene impuesta por una situación que podemos con…

¿Qué necesitamos? ¿Qué necesidades buscamos cubrir? ...

Imagen
Todas las personas, sin excepción, necesitamos seguridad, sentir que pertenecemos a un grupo (ya sea la familia, amistades…), afecto, reconocimiento y trascendencia (autorrealización).
Lo que nos diferencia a unas personas de otras es cómo buscamos cubrir esas necesidades. Además, también es diferente qué necesidad o necesidades están movilizando nuestra forma de afrontar la vida y de relacionarnos. Por ejemplo, una persona quiere cubrir la necesidad de afecto a través de la búsqueda del amor y una constante exigencia de que se le demuestre amor. Otra persona quiere cubrir la necesidad de reconocimiento a través del sentido del deber (“lo que se supone o le han dicho debe ser/hacer” o de afirmarse a través de la aprobación de otros (padre, éxito social…).  El problema no es en sí buscar afecto y reconocimiento de los otros, sino cuando queremos cubrir esas necesidades desde un sentimiento de carencia y buscamos FUERA lo que tendríamos que encontrar en nuestro interior. Es decir, buscar e…