La autoaceptación, la clave de la autoestima

He señalado varias veces la importancia del autoconocimiento http://www.monicatimon.com/2018/05/superando-la-dependencia-emocional-el.html, y ha llegado el momento de profundizar en otro de los aspectos esenciales para lograr nuestro bienestar emocional y psicológico: lograr la ACEPTACIÓN PLENA de nuestra realidad. Esto incluye la realidad acerca de nosotro(a)s, de como somos, de quienes somos… 
En otras palabras, la AUTOACEPTACIÓN.

No es fácil, y menos en un mundo donde predomina lo competitivo y en el que hemos interiorizado muchas exigencias: “debería ser lista(o), resolutiva(o), rápida(o) mentalmente”, “tendría que conseguir agradar a todo el mundo, ser buena persona”. Como personas, además de cosas valiosas, tenemos nuestras limitaciones, y hay momentos que conectar con quienes somos implica aceptar aquello que no nos gusta de nosotro(a)s. Sin embargo, hemos de ser conscientes de que cada vez que nos resistimos a aceptar la realidad de lo que somos damos paso al sufrimiento, a un sentimiento negativo de no ser válido(a)s y a una visión negativa de nosotros(as) mismo(a)s.

ACEPTACIÓN no es lo mismo que conformarse o resignarse. La aceptación es un proceso activo, la resignación es una rendición pasiva. ACEPTANDO el problema se cierra, y no seguimos dándole vueltas y vueltas, pudiéndonos permitir experimentar otras emociones. Al resignarnos sólo dejamos espacio para lamentarnos o irritarnos. ACEPTANDO estamos en el presente, en LO QUE ES-LO QUE SOMOS, y recuperamos el control de nuestras vidas. En la resignación nos anclamos en el pasado o en los "Y si (no) fuera...", "Tendría que ser atractiva(o), sexy, divertida(o)..." y sentimos que no controlamos nuestra vida. Ponte a pensar, ¿por qué NECESARIAMENTE tengo que ser atraciva(o), sexy o divertida(o)? Quizá soy reflexiva(o), serena(o)... Además, cuando piensas que no eres atractiva(o), sexy... estás haciéndolo desde una idea determinada impuesta desde la sociedad de lo que es ser atractiva(o), sexy. Quizá lo que te hace ser tremendamente sexy es tu serenidad...

Autoaceptación supone aceptarse de forma plena, SIN CONDICIONES, y esto conlleva aceptarte cuando te equivocas, cuando actúas de una forma no inteligente... y tanto si los demás te dan tu aprobación o no. Como acabo de señalar, no significa resignarse.De hecho es al contrario, la aceptación es la condición previa al cambio, y nos permite imaginar mejoras. 

La autoaceptación implica la capacidad de tratarnos con amabilidad y cariño, es decir, con AUTOEMPATIA. Reconocer que somos personas VALIOSAS y DIGNAS de SER AMADAS. Darnos permiso para SER QUIÉN SOMOS, personas imperfectas y con limitaciones, pero NOSOTRO(AS). Interesante profundizar en ello, ¿verdad?

Cualquier consulta, duda o petición de información podéis hacerlo a través del correo psicologa.monicatimon@gmail.com o presencialmente en mi consulta de psicología de Barcelona 93 129 19 34.

Y como siempre, si os ha gustado, ¡compartid!

Comentarios

Entradas populares de este blog

El estilo atribucional

Superar la dependencia emocional: vencer el síndrome de abstinencia

Motivación, interés y entusiasmo