miércoles, 19 de marzo de 2014

Taller Gestión de la rabia y la ira: 4ª y última sesión

En la última sesión pusimos el énfasis en cómo recuperar el control interno. Hemos de tener la confianza en nosotras mismas para aceptar y sentir que tenemos el control sobre nuestras emociones. Las emociones no dependen únicamente de los acontecimientos externos, sino de cómo las gestionamos. Tomamos conciencia de la interacción entre Pensamiento-Sentimiento-Acción e incidimos en la capacidad de autogenerarnos emociones positivas como forma de autorregulación.
Sentir rabia puede ser hasta sano; anclarnos en ese sentimiento no. Aprender a canalizar la energía negativa de la ira o rabia, liberando esa emoción, y facilitar en energía positiva mediante estrategias que faciliten la expresión de emociones que nos generen bienestar es una forma adecuada de gestionar nuestro sentimiento de rabia e ira. 
Las diferentes dinámicas y ejercicios que realizamos nos permitieron descargar las emociones: saber conectar con el silencio; utilizar el humor cómo energía antagonista a la rabia; vivenciar la situación que nos genera rabia desde otra perspectiva diferente a la nuestra, la de un observador externo…
Para acabar hicimos un ejercicio de visualización para practicar; conectar con esa energía, posibilitando después su liberación y descarga facilita la desidentificación y desactivación emocional. 
El taller acabó, y el sentimiento general es que se hizo corto. El ambiente creado y el vínculo que se estableció facilitó en todo momento la comunicación y la implicación en las diferentes dinámicas. Se removieron emociones, y aún queda trabajo por realizar, ¡pero objetivo cumplido!.

¡Enhorabuena chicas por le trabajo realizado!

No hay comentarios:

Publicar un comentario