Entradas

Mostrando entradas de 2013

Flexibilizando nuestra forma de ver la realidad

Imagen
Una de las consecuencias de lo comentado en el post www.monicatimon.com/2013/11/las-soluciones-intentadas-redundantes.htmles la importancia de aprender a ver la realidad, esas situaciones por las que estamos pasando y que nos están generando conflicto o malestar, desde distintos puntos de vista. O dicho de otro modo, en lugar de ver la realidad con las “gafas azules” que tenemos puestas, cambiar de gafas y ponernos “las gafas rosas”, o las “gafas amarillas”…  Ante un conflicto solemos “echar pelotas fuera” y pensar que “la culpa” es del OTRO. Preguntarnos ¿cómo estoy manteniendo yo el problema?, ¿cuál es mi papel en el conflicto? es otra forma de construir cómo percibimos y vivimos esa situación. De “no tengo tiempo, el tiempo se me escapa” a “yo dejo que se me escape el tiempo” o “yo elijo dedicar mi tiempo a…” hay un cambio muy importante. En una forma de ver la situación yo no me responsabilizo, en las otras sí y, por tanto, ¡puedo asumir mi elección o cambiarla!  Desde hace tiempo …

Las "Soluciones Intentadas Redundantes"

Imagen
Tenemos tendencia a percibir la realidad de forma que encaje con nuestra propia visión, con nuestras creencias acerca del mundo, de los demás y de nosotros.  Este modelo de creencias lo hemos construido y consolidado a través de las diferentes experiencias significativas vividas a lo largo de nuestra vida. Si de pequeño/as aprendimos que éramos “uno/as inútiles”, o bien que “el mundo era amenazador y peligroso”, o no se le daba ningún valor a aquello que hacíamos… tenderemos a recoger aquellos elementos de la realidad que confirmen esa creencia, actuando en consecuencia, ¡y afianzando así aún más nuestra creencia! No siempre la forma en que construimos las situaciones es desadaptativa, y sólo en aquellos casos en que sí lo sea hemos de “aprender” a ver la realidad desde otra óptica que nos permita una gestión adaptativa y eficaz de nuestro entorno. De ese marco de creencias derivan nuestros comportamientos o, dicho de otro modo, las soluciones que intentamos para resolver un problema. …

Taller: Manejo del estrés- Estrategias para afrontar el estrés

Imagen
A partir de la situación estresante escogida, se comentaron las diferentes estrategias utilizadas para afrontarlas, analizando si nos sirvieron o no fueron efectivas. A continuación reflexionamos sobre qué recursos habíamos creído necesarios tener para enfrentar la situación. En aquellas estrategias utilizadas que no habían tenido éxito reflexionamos sobre ¿qué tipo de recursos y/o capacidades hubiesen realmente sido necesarios?, ¿qué tipo de estrategias hubiesen sido efectivas?
Cuando nos enfrentamos a una situación potencialmente estresante realizamos dos tipos de evaluación. Evaluación primaria, es decir, un juicio acerca del significado de la situación para calificarla de estresante, positiva, controlable o simplemente irrelevante. No a todo el mundo le genera estrés el mismo tipo de situaciones. Evaluación secundaria. Posteriormente evaluamos los recursos que poseemos para hacer frente a la demanda del medio. En función a esta valoración consideramos si poseemos recursos y capacidad…

Taller: Manejo del estrés- La importancia de reconocer el estrés

Imagen
Reconocer el estrés es el primer paso para afrontarlo. No siempre es fácil, pues uno de los principales problemas es que con frecuencia ni siquiera nos damos cuenta de nuestro nivel de estrés. ¿Por qué? Leímos una pequeña historia que resumo:
Un grupo de investigadores puso a hervir una olla con agua. Cuando el agua empezó a hervir metieron a una rana. Ésta, al contacto con el agua hirviendo, saltó hacia fuera inmediatamente. Así salvó su vida.
Más adelante, colocaron a la rana dentro de la misma olla, pero con agua fría. Pusieron la olla en el fuego, con una llama muy pequeña. El agua se iba calentando lentamente, hasta que hirvió. La rana no se dio cuenta del cambio de temperatura y murió.
1. Nos acostumbramos a la vida que llevamos y ya no le prestamos atención a lo que sentimos. Llevamos, quizá, un ritmo frenético, desaforado… y lo encontramos normal, natural. Nuestro organismo se va acostumbrando a ese de nivel de arousal (activación) y no nos damos cuenta de que nos vamos agotando, de q…

¿La realidad? MI realidad

Imagen
En varias ocasiones he mencionado el hecho de que nosotros somos parte activa en la forma en que construimos la realidad. ¿Qué quiero decir con esto?
Cualquier conocimiento del mundo exterior está determinado por nuestro sistema sensorial y cognitivo; cada vez que escuchamos algo, miramos algo o tocamos algo, lo que vemos o sentimos es fruto de la interacción entre ese estímulo externo y nuestro sistema sensorial y cognitivo. Parece así imposible tener un conocimiento objetivamente cierto de la realidad, y más parece que  existen diferentes realidades subjetivas. Diversos estudios han demostrado que nuestras expectativas, nuestras experiencias anteriores y nuestros estados de ánimo pueden influir en cómo percibimos la realidad. Por ejemplo, si estamos de buen humor, tendemos a atribuir más características positivas y deseables al dar una opinión sobre alguien que si estamos de mal humor; las expectativas del profesorado sobre la inteligencia del alumnado influyen en el rendimiento de …

Taller: Manejo del estrés- ¿Qué es el estrés?

Imagen
En la primera sesión definimos el concepto de estrés, aportando cada una de nosotras nuestras propias ideas y percepciones, a la vez que se exponía de dónde surge este concepto desde el ámbito de la psicología. Seyle se centró en los aspectos psicofisiológicos de la respuesta del organismo ante el estrés. Según Lazarus, que se centra en los procesos cognitivos, es la relación particular entre la persona y su entorno que percibe como desbordante- o como algo que excede sus recursos- y pone en peligro su bienestar”.  Concluimos así que el estrés en principio es el resultado del conjunto de reacciones fisiológicas que prepara al organismo para la acción. Un poco de estrés nos puede ayudar a que estemos activos y alerta, nos ayuda a hacer cosas, a hacer planes y llevarlos a cabo. Sin embargo, a partir de cierto nivel de activación del organismo, el estrés afecta a nuestra vida y pasa a ser desadaptativo. Otra de las cuestiones en la que nos centramos en la diferencia entre estrés y ansied…

Motivación, interés y entusiasmo

Imagen
Como hemos señalado, la puerta de la motivación hay que buscarla a través de la emoción, puesto que una emoción tiende a impulsar hacia una acción; emoción y motivación están íntimamente interrelacionadas. Las emociones son el preámbulo de la acción, por lo que cuando sentimos emociones positivas éstas disponen a una acción llena de motivación, mientras que cuando sentimos emociones negativas, éstas inducen al abandono o a una acción debilitada en cuanto a su incentivo. En general desde la psicología o nosotros mismos nos hemos preocupado más de las emociones que nos generan malestar que de aquellas que nos generan bienestar. Sin embargo, detenernos y dar importancia a este tipo de  emociones como la alegría, el entusiasmo, etc. es, valga la redundancia, importante. Las emociones placenteras actúan como recompensa y tienen efectos motivacionales que son independientes del alivio al reducir la emoción negativa. Estos efectos motivacionales son los que nos dirigirán hacia la acción y los …

Secretos de la automotivación

Imagen
¿Qué nos motiva? ¿Hacia dónde dirigimos nuestra energía creadora? A veces no es tan fácil contestar a esta pregunta, porque el día a día nos absorbe y no nos deja ni espacio ni tiempo para centrarnos en aquello que deseamos; nos preocupamos más de aquello que tenemos que y/o debemos hacer que de aquello que nos puede generar ilusión.  La queja de “no tengo tiempo para mí” es una de las que más escucho en consulta, pues sin quererlo muchas veces nos vemos atrapadas o atrapados en nuestros deberes y rutinas, olvidando nuestros deseos y necesidades, ahogando nuestras motivaciones e ilusiones. Os propongo realizar el siguiente ejercicio:
1.Piensa y prepara una lista de 10 cosas con las que disfrutas, de aquellas cosasque te gusta hacer. ¿Cada cuánto las haces? ¿Forman parte de tu vida cotidiana? Piensa estrategias para hacerlas con regularidad.
2. Anota las actividades y obligaciones que tienes que hacer en tu vida cotidiana. Analiza luego cada uno de tus “tengo que” hacer ¿es algo que real…

Automotivación

Imagen
Nos centraremos ahora en otro componente de la Inteligencia Emocional (Goleman, 1995), la Automotivación. ¿Qué es la motivación? Primero vamos a la definición etimológica: la palabra motivación proviene del latín motivus (movimiento) y el sufijo –ción (acción y afecto). Según esto, la motivación es la causa de una acción. Como señala Rafel Bisquerra, motivación proviene de la raíz latina movere (mover); igual que emoción (de ex-movere, mover hacia fuera). La puerta de la motivación hay que buscarla a través de la emoción. Una emoción tiende a impulsar hacia una acción. Por eso, emoción y motivación están íntimamente interrelacionadas. A través de esta vía se puede llegar a la automotivación, que se sitúa en el extremo opuesto del aburrimiento, y que abre un camino hacia la actividad por propia voluntad y autonomía personal. En definitiva, motivación es: la voluntad para hacer un esfuerzo dirigido a alcanzar unas metas, condicionado por la capacidad del esfuerzo para satisfacer alguna nec…

Pautas para la autorregulación emocional

Imagen
La autorregulación favorece el control de los impulsos y el manejo de las emociones intensas, la gestión del estrés, la tolerancia a la frustración, la capacidad para diferir recompensas inmediatas a favor de otras a más largo plazo pero de orden superior, perseverar en el logro de los objetivos… Como señalaba en el anterior post, hemos de saber dirigir nuestras emociones en lugar de que estas nos dirijan
El autocontrol emocional no es lo mismo que el exceso de control, es decir, la extinción de todo sentimiento espontáneo que, como ya he señalado, supone un coste físico y mental. Por el contrario, la competencia emocional implica que tenemos la posibilidad de elegir cómo expresar nuestros sentimientos, ajustando lo que sucede entre el estímulo y la respuesta; que ésta sea adecuada y proporcionada al estímulo. La autorregulación incluye el control de la impulsividad (ira, violencia) y la tolerancia a la frustración para evitar estados emocionales negativos (estrés, ansiedad, depresió…

La autorregulación emocional

Imagen
Una vez reconocidas nuestras emociones y sentimientos http://www.monicatimon.com/2013/05/conciencia-emocional.html es básica para una buena gestión emocional su EXPRESIÓN.  Muchas veces somos capaces de tener conciencia de nuestro estado emocional pero nos “contenemos”, “reprimimos su expresión”. La autorregulación se refiere a la capacidad de gestionar o de encauzar las emociones debidamente. Identificada la emoción la expresamos a la/s persona/s adecuada/s, de la forma apropiada y en el momento oportuno con el propósito justo. El verdadero desafío para la autorregulación surge ante las situaciones y emociones no deseadas, al igual que en los casos de aparición de estrés; habitualmente, acostumbramos rechazarlo o bloquearlo. Hemos de saber dirigir nuestras emociones en lugar de que estas nos dirijan.

Es cierto que en algún momento todas las personas hemos experimentado en alguna ocasión la necesidad de “contener” la emoción, a pesar de que nos perjudica y nos quedaríamos mejor expresán…

Pautas para la conciencia emocional

Imagen
Siguiendo lo expuesto en http://www.monicatimon.com/2013/05/conciencia-emocional.htmlos presento algunas ideas que os pueden servir para facilitar la toma de conciencia emocional.
La (auto)observación de nosotros mismos y la observación de los demás será una de las herramientas para irnos conociendo y tomarconciencia de nuestras emociones y sentimientos.Unas preguntas antes de continuar, ¿eres consciente de cómo experimentas las diferentes emociones?, ¿tienes presente cuáles son las emociones y sentimientos que te cuesta más reconocer?, ¿y cuáles son los que más frecuentemente experimentas?... ¿Te ha sido fácil responder a estas preguntas?...
Puede resultarte útil hacer una lista de todas las emociones (miedo, ira, tristeza, vergüenza, inseguridad, culpa, etc.) y dedicar de vez en cuando un tiempo a pensar cómo experimentas cada una de estas emociones, qué emociones experimentas con más frecuencia, y si algunas de ellas las vives de forma exagerada o las reprimes.
Llevar un diario emocio…

Charla gratuita: Construyendo el camino hacia el éxito personal

Imagen
¿Quieres optimizar tus recursos personales y adquirir aquellas habilidades necesarias para ser protagonista de tu propia trayectoria vital?
En el taller Construyendo el camino hacia el éxito personal nos ocuparemos de nuestras capacidades y de sacar todo nuestro potencial, transformando nuestros límites en recursos. Se combinará teoría con ejercicios prácticos que permitirán vivir experiencias que favorecerán el camino hacia el cambio.
El día 22 de mayo a las 18h tendrá lugar la presentación del Taller mediante una charla de acceso libre y gratuita Lugar: Taquígraf Martí, 8   08028 Barcelona (metro L3, Les Corts)


A cargo de la psicóloga Mónica Timón Herrero
www.monicatimon.com



Conciencia emocional

Imagen
La inteligencia emocional, según Daniel Goleman, se basa en cinco competencias principales: conciencia emocional, regulación de las emociones, automotivación e inteligencia interpersonal y habilidades sociales.
En las siguientes entradas nos centraremos en la primera: la conciencia emocional
Hemos de saber identificar, reconocer y nombrar nuestras emociones. Tener conciencia de nuestras propias emociones (y de la de los demás) en el momento en que ocurren es la piedra angular de la inteligencia emocional. La capacidad para percibir con precisión nuestras emociones y sentimientos, identificándolos y dándoles nombre, será la competencia sobre la que se cimienten las otras habilidades de la competencia emocional. Nuestras emociones van a proporcionarnos información valiosa sobre nosotros mismos, sobre otras personas y sobre determinadas situaciones y hemos de saber “escucharlas”.Esto implica reconocer quetenemos emociones y sentimientos, poder reconocerlos, saber qué los originó, ser consci…